Los bebés son alimentados con biberón desde el nacimiento, por lo que para evitar preocupaciones, se recomienda encarecidamente ofrecer un biberón de cristal que sea más saludable, práctico y seguro. Lo ideal del vidrio es que sea fácil de mantener. Después de ser esterilizada, la botella de vidrio está brillantemente limpia, a diferencia del plástico, que es más higiénico. se vuelve amarillo después de sólo unas pocas semanas. ¿Para qué sirven los biberones de vidrio para su bebé? Rectas o curvas, las botellas vienen en muchas formas y materiales, la más popular de las cuales es el vidrio. Las botellas de vidrio tienen la ventaja de ser saludables. El vidrio es muy práctico ya que es perfectamente resistente a la esterilización, ya sea en frío o en caliente. Las botellas de vidrio también están aisladas. Pueden mantener un líquido a una temperatura constante durante varias horas. Algunas botellas incluso logran soportar choques térmicos extremos. Sin embargo, los biberones de vidrio son frágiles, excepto los modelos que están hechos de vidrio irrompible. Estos frascos son capaces de soportar todo tipo de abusos y son sorprendentemente fáciles de limpiar, y los pezones suelen ser de látex o silicona. Si su hijo desarrolla una alergia al látex, elija la silicona. Sin embargo, es importante señalar que, en cualquier caso, los pezones pueden deteriorarse después de repetidas sesiones de esterilización. Por lo tanto, deben ser reemplazados regularmente.