Tanto si es un simple aficionado al bricolaje como si es un electricista profesional, no tendrá las mismas necesidades en cuanto a modos de medición, visualización y precisión. Echemos un vistazo a los modos más útiles según sus necesidades. Multímetro para uso ocasional y pequeño bricolaje Desde una simple prueba de bombillas hasta la conexión de un enchufe eléctrico, o desde la prueba de baterías hasta la detección de un simple fallo en un panel eléctrico, un multímetro de nivel básico es más que suficiente. Las funciones de voltímetro y ohmímetro le permitirán realizar su trabajo asegurando la presencia o ausencia de voltaje eléctrico. Elija un dispositivo con un amplio rango de medición de voltaje (de 200 mV a 200 V DC y de 0 a 600 V AC), esto se adaptará a todas las situaciones. La función del ohmiómetro cubrirá resistencias desde 0 (prueba de continuidad) hasta 2 M Ω. La función del ohmiómetro cubrirá resistencias de 0 (prueba de continuidad) a 2 M. Remítase a un dispositivo con una selección limitada de clasificaciones (analógicas o digitales) para limitar los errores y simplificar el funcionamiento.